sintoniza

Cómo humanizar el trabajo para hacer frente a la renuncia silenciosa

Renuncia silenciosa | Las formas de trabajo cambiaron y también las expectativas que tienen los colaboradores hacia las empresas y sus puestos de trabajo.

Y aunque en la mayoría de los casos estos cambios han sido positivos, también se han desencadenado problemas que deben ser resueltos desde el área de gestión de personas para evitar que afecte la motivación del equipo. 

Sobre todo en aquellos colaboradores que, debido a su función, no pueden disfrutar de beneficios como, por ejemplo, el trabajo home office. Lo que en algunos casos genera frustración y trae como consecuencia la “renuncia silenciosa”

Por eso, en Sintoniza hoy queremos hablarte un poco más sobre qué es la renuncia silenciosa o quiet quitting, y cuáles son algunas estrategias para evitar que este fenómeno afecte negativamente a tu organización. 😉

¿Qué es la Renuncia silenciosa o quiet quitting?

Aunque es un término reciente, la renuncia silenciosa es un fenómeno bastante común en los colaboradores de cualquier empresa.

Quienes al estar disconformes con sus condiciones de trabajo, pero no tener la oportunidad de renunciar a sus cargos (por necesidad u obligación). Se mantienen en la empresa, pero con muy poca motivación y haciendo solo lo necesario para completar sus tareas. 

En este sentido, es fundamental que desde el área de gestión de personas se establezcan acciones para generar mejores condiciones laborales, donde todos y todas, sin importar su función, se sientan cómodos. 

Ya que, por más compromiso que exijan los y las líderes de una organización, si la desmotivación de los colaboradores se debe a las condiciones de la empresa, será inevitable que se produzca una renuncia silenciosa.

¿Cuáles son las principales causas de la renuncia silenciosa?

La renuncia silenciosa se produce cuando los colaboradores se encuentran en un estado de “burnout” o lo que comúnmente conocemos como “estar quemados”. 

Y este sentimiento de desgaste laboral que se puede dar por razones como:

  • La exigencia del presentismo
  • Sobrecarga de trabajo
  • Realizar horas extra 
  • Un mal clima laboral
  • Líderes que no escuchan las peticiones de sus colaboradores
  • Falta de incentivos por parte de la organización

5 Consejos para evitar la renuncia silenciosa: 

1. Aprende a reconocer las señales cuando tu equipo está descontento:

A veces, una caída en los niveles de productividad no necesariamente tiene que ver con las metodologías o procesos de la empresa. También puede deberse a que tu equipo no se siente motivado para planificar y culminar sus tareas a tiempo. 

Para que esto no te ocurra, presta atención a la actitud de tus colaboradores, realiza reuniones para conocer sus preocupaciones y cómo se sienten con las dinámicas laborales. 

También puedes implementar encuestas si quieres estar al tanto del clima laboral y abrir espacios para que cada uno pueda proponer ideas sobre cómo mejorar el bienestar del equipo.

2. Implementa nuevas medidas que faciliten la flexibilidad laboral:

Revisa tus políticas laborales y analiza qué puedes cambiar para mejorar las condiciones de trabajo. Como podría ser: la adopción del trabajo híbrido, horarios flexibles o el trabajo por objetivos y en lugar de horas cumplidas. 

Ten en cuenta que mientras más autónomos se sientan tus colaboradores, más aumentará la motivación, creatividad y compromiso que tienen con sus cargos. 

3. Haz que el trabajo sea significativo:

Realiza acciones para involucrar a tu equipo con el propósito de la organización y que sientan que, más allá de sus funciones, están colaborando y generando un cambio en las personas que hacen uso del producto o servicio que ofrece la empresa. 

Además, también puedes involucrar a tu marca en causas significativas y asociarte con alguna fundación a la que puedas aportar.

De modo que los colaboradores sientan que forman parte de algo más que una empresa de la cual reciben un sueldo a fin de mes, sino también de una causa significativa. 

4. Fomenta una cultura de bienestar:

Haz que tu organización respete los tiempos y el esfuerzo de los colaboradores. Como por ejemplo: no enviar mensajes fuera del horario laboral, no incluir tareas extra que no serán remuneradas o realizar exigencias que les impidan disfrutar de los días que les corresponden de descanso.  

También puedes implementar talleres de coaching de equipos o realizar actividades grupales que les permitan desconectar por un rato de la vida laboral.  

5. Asegúrate de mantener una buena comunicación:

La comunicación interna es esencial para asegurarte de que tu equipo no se desconecte emocionalmente de la empresa, se desmotive y caigan en la renuncia silenciosa. 

Para ello, debes conversar constantemente con los colaboradores y darles una voz incluso a aquellos que tienen cargos bajos o no son complemente esenciales.

Recuerda que los colaboradores deben sentir que sus opiniones son tomadas en cuenta, porque están bajo un liderazgo horizontal y no una cultura jerárquica. 

➡ Si te pareció interesante este tema y quieres saber más sobre estos temas, te invitamos a leer los otros artículos que tenemos para ti en nuestro blog

Además, recuerda visitarnos en nuestras redes sociales porque siempre estamos publicando contenido de valor para las organizaciones modernas. 🙂

Cómo reinventar tu Cultura Organizacional para recibir a la generación Z

Cultura Organizacional | Las organizaciones de todo el mundo se encuentran en uno de los momentos de transición más importantes del mundo laboral. 

Y no solo por la incorporación del trabajo híbrido, o por la llegada de la digitalización en los procesos de gestión de talento. También por un cambio generacional que ha obligado a muchas empresas, en pos de la sustentabilidad, a replantear su visión sobre el trabajo. 

De hecho, se estima que para el 2030 la mayoría de los Baby Boomers estarán jubilados, los millennials asumirán cargos directivos y la generación Z ocupará más del 75% de toda la fuerza laboral. 

Lo que nos lleva a una pregunta fundamental, ¿Qué acciones pueden realizar las organizaciones para reinventar su cultura organizacional y recibir a los Centennials?. 

Esto es exactamente lo que contaremos hoy en este artículo de Sintoniza. 😉

¿Qué caracteriza a la generación Z dentro del mundo laboral?

La principal característica que define a los nacidos entre 1995 y 2010 es que son la primera generación 100% digital, viven hiperconectados y ¡son capaces de controlar múltiples pantallas a la vez!

Muchos de estos nativos digitales han crecido en el contexto de la crisis económica. Lo que les ha impulsado a ser maduros, autosuficientes, autodidactas y creativos. 

Además, son jóvenes con un alto sentido de la responsabilidad respecto a la sociedad y el planeta. Lo que significa que sus aspiraciones, a diferencia de los Millennials, no están relacionadas con lo material. Ni con ocupar el mejor cargo en la mejor empresa.

De hecho, según un informe realizado en 2017 por Graduate Employment Study. Solo el 18% de los recién graduados querría para su primer empleo fuera en una gran empresa. 

Porque más allá del salario o el estatus, para la generación Z es importante compartir los valores de la organización que elijan. Y sentir que su trabajo puede contribuir a mejorar la sociedad.

Así lo confirma el estudio de Job Today, donde se determinó que el 60% aspira a que su empresa tenga un impacto positivo en el mundo.

Otras de sus características principales, es la necesidad de desarrollo constante. Por eso, al buscar un trabajo, valoran las oportunidades de formación que les puede ofrecer la empresa. 

El entorno laboral ideal para los Centennials es creativo y flexible, con el trabajo organizado por proyectos y objetivos en lugar de horas cumplidas. 

También prefieren a los mentores capaces de gestionar equipos colaborativos y creativos, no quieren jefes autoritarios. Y necesitan que su opinión sea escuchada con un feedback constante.

¿Qué acciones tomar para reinventar tu cultura organizacional y recibir a la generación Z?

Transforma tu organización hacia un liderazgo horizontal:

Esta generación no comparte la visión de jefes jerárquicos, por el contrario, buscan líderes con los que puedan conversar y compartir sus ideas. Así que es clave que tu organización tenga una estructura horizontal, donde se promueva la independencia de roles y el trabajo en equipo.

Promueve la diversidad e inclusión:

Los Z están conectados con el mundo y necesitan relacionarse en entornos donde predomine la diversidad. Por lo que nutrir tus equipos con personas de diferentes razas, etnias y géneros permitirá que se sientan cómodos y se identifiquen con la cultura de tu organización.

Fomenta la creatividad, comunicación y colaboración:

Entre las habilidades principales de los Z están la comunicación y la colaboración, por lo que desean ambientes participativos y abiertos. Donde además, se fomente la creatividad y se compartan las distintas visiones del equipo.

Para ello, puedes implementar talleres de coaching que les permitan explorar sus competencias y conectarse con un entorno más colaborativo. 

Promueve el desarrollo continuo:

Otorga herramientas para que puedan desarrollar sus soft skills y hard skills. Te recomendamos hacer planes de desarrollo individual donde puedan trazar una línea de aprendizaje y aplicarla directamente en su trabajo. 

Recuerda que son autodidactas y tienen una gran capacidad de adaptación, por lo que les gusta asumir nuevos retos constantemente.

Ofreceles un plan carrera:

A los jóvenes de esta generación les interesa crecer profesionalmente y buscan un lugar de trabajo donde valoren sus conocimientos y les permitan crecer desarrollando cargos de mayor rango.

Ofrecer planes de carrera, e incluso cursos online que puedan realizar desde casa, será una acción de mucho valor que además contribuirá a generar un sentido de pertenencia con la empresa.

➡ Si te pareció interesante este tema y quieres saber más sobre cómo transformar tu cultura organizacional, te invitamos a leer los otros artículos que tenemos para ti en nuestro blog

Además, recuerda visitarnos en nuestras redes sociales porque siempre estamos publicando contenido de valor para las organizaciones modernas. 🙂

Trabajo híbrido: Desafíos que enfrentan las organizaciones

Trabajo híbrido | La mayoría de las organizaciones hoy se encuentran en la búsqueda de la fórmula perfecta para adecuar sus sistemas de trabajo a las necesidades que trajo consigo la evolución de la pandemia. 

Ya que luego de 2 años en que los colaboradores pudieron disfrutar de la flexibilidad del trabajo homeoffice. Son pocos los que están dispuestos a regresar a la modalidad 100% presencial. 

Sin embargo, este fenómeno supone grandes desafíos para las organizaciones que buscan ofrecer mejores beneficios y que sus empresas sigan siendo competitivas en el mercado laboral. 

Porque como todo lo nuevo, incorporar nuevas modalidades de trabajo requiere de un periodo de adaptación y cambio. De no ser implementado correctamente, puede generar problemas en las dinámicas de la organización. 

Por eso, hoy les contaremos cuáles son algunos de los desafíos del trabajo híbrido y cómo podemos enfrentarlos para que su implementación sea exitosa 👍

Llevar un control del cumplimiento de las actividades y garantizar la productividad de los colaboradores: 

Este es quizá uno de los desafíos que más preocupa a quienes dirigen las organizaciones y hoy se ven en la necesidad de implementar el trabajo híbrido. 

Y la razón es que aún está instaurada la creencia de que las personas son más eficientes cuando asisten de forma presencial a las oficinas. 

Sin embargo, esta creencia quedó desmentida en un estudio realizado en 2021 por Great Place to Work, donde se analizó la productividad de más de 800.000 colaboradores de las organizaciones que encabezan la lista Fortune 500. 

Los resultados demostraron que la productividad se mantenía e incluso aumentaba en aquellas personas que trabajan de forma remota. 

Pero para garantizar estos resultados es indispensable que las organizaciones actualicen sus sistemas de trabajo e incorporen herramientas digitales que les permitan llevar un mejor control del cumplimiento de los objetivos y administrar información colaborativa entre las distintas áreas de la empresa. 

💡 Algunas de las que han demostrado ser más efectivas para este propósito son: Assana, Trello y Monday.

Dirigir correctamente a los equipos y mantener la organización del trabajo: 

Dirigir a los equipos cuando la comunicación es no verbal y en algunos casos asincrónica, puede ser todo un desafío para los líderes. 

Sin embargo, con una buena organización esto no tiene por qué ser un problema. Ya que en la modalidad de trabajo híbrido se pueden utilizar los días presenciales para realizar reuniones con los equipos, tratar temas organizacionales y reforzar la comunicación. 

Además, durante los días en los cuales los colaboradores se encuentran trabajando de forma remota, también es importante realizar reuniones periódicas para garantizar la cohesión del trabajo.

Para ello debemos asegurarnos de que las reuniones estén estructuradas según los temas a tratar y que los líderes tengan la capacidad de dirigir la comunicación para optimizar al máximo los tiempos de trabajo. 

Mantener una buena cultura y clima organizacional:

Adoptar una modalidad de trabajo híbrida no significa que debamos descuidar las actividades que fomentan la cultura y el clima organizacional de la empresa.

Debemos recordar que es importante que exista una conexión entre las personas que forman parte de la organización para mantener la motivación y colaboración de los equipos.

Para conseguirlo, es necesario que el área de gestión de personas fomente actividades que refuercen la interacción y comunicación de los colaboradores. 

Como puede ser: incluir actividades extralaborales u organizar reuniones virtuales para conversar con el equipo sobre cómo se sienten con el trabajo y compartir las experiencias de sus compañeros. 

Además, también es importante llevar un seguimiento del clima laboral, por medio de encuestas o puntos de escucha, que nos permita conocer cuál es el grado de satisfacción de los colaboradores.


→ Déjanos en los comentarios, qué desafíos ha enfrentado tu organización durante la implementación del trabajo híbrido. 😉 Y si te llaman la atención estos temas, recuerda visitar los otros artículos que tenemos para ti en la sección de blog de nuestra página web.

Cómo liderar con asertividad tu organización

Liderar con asertividad | Asumir el rol de liderazgo dentro de una organización puede ser una gran responsabilidad para la que muchas veces no estamos preparados. 

Dirigir a los equipos, actuar como mediadores en el diálogo, resolver los conflictos que surgen en el día a día y además velar porque la organización cumpla con todos sus objetivos. 

De hecho, puede parecer una tarea tan compleja que hay quienes opinan que los verdaderos líderes poseen de forma innata estas cualidades.

Las experiencias actuales trabajando con líderes nos permiten afirmar que la asertividad es uno de los rasgos fundamentales que comparten la mayoría de ellos. 

→ Por eso, hoy queremos que conozcas un poco mejor sobre qué es la asertividad y cómo desarrollarla te ayudará a liderar con éxito tu organización. 👇

¿Qué es la asertividad y por qué es tan importante para ejercer un buen liderazgo?

La asertividad, en términos generales, se refiere a la capacidad que tienen algunas personas para expresar de forma clara y precisa aquello que se pretende alcanzar. 

Sin embargo, no involucra únicamente a la comunicación, también es un rasgo de comportamiento que se expresa en actitudes, formas de resolver conflictos y de gestionar personas.

Además, las personas asertivas suelen tener la cualidad de ser muy coherentes entre su forma de pensar y actuar. Lo que transmite una responsabilidad y alto grado de compromiso que son claves para el liderazgo organizacional. 

Tengamos en cuenta que la actitud de los colaboradores suele ser un reflejo del comportamiento de sus líderes. Y de esto puede depender su éxito como equipo

Por eso, mientras más asertivos sean las y los líderes, mejor será la comunicación, el compromiso y el desempeño de quienes hacen parte de la organización. 

Características que todos deberían tener para liderar con asertividad: 

✅ Las y los líderes, que tienen como su rasgo principal la asertividad, se expresa de forma clara, sincera y abierta con sus colaboradores.  

✅ Sus comportamientos, valores y creencias son coherentes. Y sin importar qué conflictos surjan en el entorno laboral, siempre tienen una postura clara que busca ofrecer soluciones. 

✅ Una vez que se comprometen con su equipo, mantienen su palabra hasta que se logra alcanzar con los objetivos planteados. 

✅ Cuando tienen que actuar como mediadores en el diálogo, son imparciales, justos y buscan que la comunicación sea siempre desde el respeto. 

✅ Conocen sus derechos, pero también sus deberes. Por lo que reconocen que antes de exigir a sus colaboradores, deben comenzar a actuar con el ejemplo. 

✅ Sus acciones transmiten confianza porque siempre toman en cuenta el bienestar y éxito de su equipo.

¿Qué podemos hacer para convertirnos en líderes más asertivos?

Desarrolla tus herramientas de comunicación: 

Analiza cómo te expresas con tus colaboradores y si realmente estás transmitiendo de forma clara tus pensamientos e ideas. Asegúrate de dejar de lado cualquier comentario que se preste a interpretaciones ambiguas, tus colaboradores necesitan certezas en todo momento. Chequea como fue comprendido tu mensaje. 

Trabaja en tu confianza y sé leal a tus principios:  

Un líder asertivo es capaz de transmitir confianza a su equipo porque confía en sí mismo y es leal a sus principios y valores. 

Sin embargo, la autoconfianza es algo que debemos cultivar y desarrollar en todos los aspectos de nuestra vida para que vaya en sintonía con nuestras acciones dentro del ámbito laboral.

Predica con el ejemplo: 

Recuerda que se empieza predicando con el ejemplo y que no puedes exigir a otros lo que no eres capaz de demostrar con tus acciones. 

Ponte en los zapatos de tu equipo y comienza actuar con el mismo nivel de responsabilidad y compromiso que exiges a tus colaboradores. De esta forma, es más probable que se sientan motivados por cumplir con los requerimientos que exige la organización.   


👉 Y si necesitas ayuda, recuerda que siempre puedes contar con el equipo de Sintoniza para conocer mejor tus competencias y desarrollar estrategias que te permitan lidar con asertividad tu organización. 😉