sintoniza
Clima Organizacional Cultura organizacional 

Cómo humanizar el trabajo para hacer frente a la renuncia silenciosa

Por Equipo Sintoniza

Renuncia silenciosa | Las formas de trabajo cambiaron y también las expectativas que tienen los colaboradores hacia las empresas y sus puestos de trabajo.

Y aunque en la mayoría de los casos estos cambios han sido positivos, también se han desencadenado problemas que deben ser resueltos desde el área de gestión de personas para evitar que afecte la motivación del equipo. 

Sobre todo en aquellos colaboradores que, debido a su función, no pueden disfrutar de beneficios como, por ejemplo, el trabajo home office. Lo que en algunos casos genera frustración y trae como consecuencia la “renuncia silenciosa”

Por eso, en Sintoniza hoy queremos hablarte un poco más sobre qué es la renuncia silenciosa o quiet quitting, y cuáles son algunas estrategias para evitar que este fenómeno afecte negativamente a tu organización. 😉

¿Qué es la Renuncia silenciosa o quiet quitting?

Aunque es un término reciente, la renuncia silenciosa es un fenómeno bastante común en los colaboradores de cualquier empresa.

Quienes al estar disconformes con sus condiciones de trabajo, pero no tener la oportunidad de renunciar a sus cargos (por necesidad u obligación). Se mantienen en la empresa, pero con muy poca motivación y haciendo solo lo necesario para completar sus tareas. 

En este sentido, es fundamental que desde el área de gestión de personas se establezcan acciones para generar mejores condiciones laborales, donde todos y todas, sin importar su función, se sientan cómodos. 

Ya que, por más compromiso que exijan los y las líderes de una organización, si la desmotivación de los colaboradores se debe a las condiciones de la empresa, será inevitable que se produzca una renuncia silenciosa.

¿Cuáles son las principales causas de la renuncia silenciosa?

La renuncia silenciosa se produce cuando los colaboradores se encuentran en un estado de “burnout” o lo que comúnmente conocemos como “estar quemados”. 

Y este sentimiento de desgaste laboral que se puede dar por razones como:

  • La exigencia del presentismo
  • Sobrecarga de trabajo
  • Realizar horas extra 
  • Un mal clima laboral
  • Líderes que no escuchan las peticiones de sus colaboradores
  • Falta de incentivos por parte de la organización

5 Consejos para evitar la renuncia silenciosa: 

1. Aprende a reconocer las señales cuando tu equipo está descontento:

A veces, una caída en los niveles de productividad no necesariamente tiene que ver con las metodologías o procesos de la empresa. También puede deberse a que tu equipo no se siente motivado para planificar y culminar sus tareas a tiempo. 

Para que esto no te ocurra, presta atención a la actitud de tus colaboradores, realiza reuniones para conocer sus preocupaciones y cómo se sienten con las dinámicas laborales. 

También puedes implementar encuestas si quieres estar al tanto del clima laboral y abrir espacios para que cada uno pueda proponer ideas sobre cómo mejorar el bienestar del equipo.

2. Implementa nuevas medidas que faciliten la flexibilidad laboral:

Revisa tus políticas laborales y analiza qué puedes cambiar para mejorar las condiciones de trabajo. Como podría ser: la adopción del trabajo híbrido, horarios flexibles o el trabajo por objetivos y en lugar de horas cumplidas. 

Ten en cuenta que mientras más autónomos se sientan tus colaboradores, más aumentará la motivación, creatividad y compromiso que tienen con sus cargos. 

3. Haz que el trabajo sea significativo:

Realiza acciones para involucrar a tu equipo con el propósito de la organización y que sientan que, más allá de sus funciones, están colaborando y generando un cambio en las personas que hacen uso del producto o servicio que ofrece la empresa. 

Además, también puedes involucrar a tu marca en causas significativas y asociarte con alguna fundación a la que puedas aportar.

De modo que los colaboradores sientan que forman parte de algo más que una empresa de la cual reciben un sueldo a fin de mes, sino también de una causa significativa. 

4. Fomenta una cultura de bienestar:

Haz que tu organización respete los tiempos y el esfuerzo de los colaboradores. Como por ejemplo: no enviar mensajes fuera del horario laboral, no incluir tareas extra que no serán remuneradas o realizar exigencias que les impidan disfrutar de los días que les corresponden de descanso.  

También puedes implementar talleres de coaching de equipos o realizar actividades grupales que les permitan desconectar por un rato de la vida laboral.  

5. Asegúrate de mantener una buena comunicación:

La comunicación interna es esencial para asegurarte de que tu equipo no se desconecte emocionalmente de la empresa, se desmotive y caigan en la renuncia silenciosa. 

Para ello, debes conversar constantemente con los colaboradores y darles una voz incluso a aquellos que tienen cargos bajos o no son complemente esenciales.

Recuerda que los colaboradores deben sentir que sus opiniones son tomadas en cuenta, porque están bajo un liderazgo horizontal y no una cultura jerárquica. 

➡ Si te pareció interesante este tema y quieres saber más sobre estos temas, te invitamos a leer los otros artículos que tenemos para ti en nuestro blog

Además, recuerda visitarnos en nuestras redes sociales porque siempre estamos publicando contenido de valor para las organizaciones modernas. 🙂

Más artículos

Cómo reinventar tu Cultura Organizacional para recibir a la generación Z

Equipo Sintoniza

Ver más

Encuestas de Clima Organizacional: qué es y cómo implementarla

Equipo Sintoniza

Ver más