sintoniza
Liderazgo 

Por qué necesitamos más mujeres en roles de liderazgo 

Por Equipo Sintoniza

Liderazgo | Aunque en los últimos años hemos dado un gran paso en términos de diversidad e inclusión, la brecha de género sigue siendo un problema que está muy vigente en el mundo laboral. 

De hecho, en Latinoamérica las mujeres ocupan menos del 10% de los cargos ejecutivos y gerenciales. Sumado a que apenas el 20% de las organizaciones incluyen a más de una mujer en sus juntas directivas. 

Sin embargo, el tema de la igualdad de género es de vital importancia para la sostenibilidad de las organizaciones y debe abordarse. 

No para cumplir con la cuota de inclusión, sino para darle una voz a las mujeres que hoy son una minoría en los puestos de toma de decisiones y merecen trabajar en condiciones de igualdad.

Además, según un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) las organizaciones con mayor diversidad en sus equipos de trabajo, tienden a tener los mejores resultados empresariales.

Todavía existe una resistencia cultural hacia las mujeres en roles de liderazgo:

La baja representación de las mujeres en puestos de liderazgo responde a una resistencia cultural, muchas veces inconsciente de que “los hombres son mejores líderes”

Sobre todo, en organizaciones que están relacionadas con el sector jurídico, deportivo, de tecnología, medicina, finanzas, y minería.  

Como consecuencia, es precisamente en esos espacios, donde la falta de participación femenina, hace que sea más difícil asegurar que las decisiones contemplen igualdad de oportunidades para todos y todas. 

Y como mencionaba la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), en una de sus últimas reuniones, “a pesar de que la participación femenina en América latina ha aumentado, la paridad todavía sigue siendo lejana.”

Lo que dificulta el acceso a mujeres en espacios de toma de decisiones que requieren una mirada integral e inclusiva para generar cambios significativos. 

Además, a pesar de esta resistencia cultural, es innegable que hay mujeres muy preparadas para ejercer roles de liderazgo, sin importar el sector al que pertenezca la organización. 

Por eso, las empresas que no promuevan, de manera activa, entornos que impulsen el talento femenino en altos cargos, corren el riesgo de perder a profesionales altamente calificadas. 

¿Qué podemos hacer para acortar la brecha y promover la participación femenina en roles de liderazgo?: 

Las profesionales más brillantes buscan colaborar con organizaciones que les den la oportunidad de asumir puestos directivos en función de los méritos y no del género. 

Esto significa que las organizaciones deben comenzar a gestionar su talento con igualdad, tomando en consideración las competencias y habilidades de cada colaborador, sin importar su género.

Porque lo que se busca promover, no es un trato especial, sino la igualdad de condiciones, para todos y todas. 

Y para eso, hay que empezar por reconocer que, como sociedad, aún tenemos creencias inconscientes que nos hacen sentir más seguros cuando son los hombres y no las mujeres quienes ejercen las pociones de liderazgo. 

Esto requiere que haya un cambio en la cultura organizacional, que además vaya alineando con la nueva fuerza laboral que exige entornos cada vez más inclusivos. 

Para lograrlo, debemos comenzar a transformar los entornos laborales y abrir las puertas a las mujeres que han demostrado tener todas las habilidades para ocupar posiciones de liderazgo en cargos ejecutivos. 

De modo que puedan sumarse al cambio e impulsar decisiones inclusivas y transformacionales dentro de las organizaciones. 

Y Chile hoy podría perfilarse como uno de los pioneros en igualdad de género dentro de la región, porque ya están haciendo cambios muy importantes. 

El ejemplo de inclusión de Codelco: 

Un ejemplo de esto es la iniciativa que ha tenido Codelco, quienes junto con el equipo de Sintoniza han decidido llevar adelante un proyecto de onboarding que busca preparar nuevos liderazgos para el mundo minero, en el cual, el 67% de sus participantes son mujeres.

En una industria que hasta 1996 tenía prácticamente prohibido el ingreso de las mujeres a las faenas. 

Y debemos tener en cuenta que Chile es un país donde la minería representa un 11% del PIB nacional y se emplean a más de 213.000 personas.

Lo que es un ejemplo perfecto de que sí, es posible promover iniciativas que realmente generen un cambio y no se queden únicamente en el discurso. 

Cómo podemos generar cambios y promover la inclusión de mujeres en roles de liderazgo:

1. Asegúrate que los cargos ejecutivos sean flexibles y promuevan la participación de hombres y mujeres por igual.

2. Garantiza que no exista una brecha salarial en función del género y que todos y todas tengan los mismos beneficios u oportunidades. 

3. Educa a los colaboradores (sin importar el cargo), acerca del sesgo inconsciente que existe con relación a la igualdad de género para evitar que se produzcan conflictos en las dinámicas de la organización. 

4. Brinda mentorías y asesoramiento para mujeres con un alto potencial de liderazgo e incentiva sus aspiraciones hacia los puestos más altos de la organización. 

➡ Si te pareció interesante este tema y quieres saber más sobre liderazgo en las organizaciones, te invitamos a leer los otros artículos que tenemos para ti en nuestro blog

Además, recuerda visitarnos en nuestras redes sociales porque siempre estamos publicando contenido de valor para las organizaciones modernas. 😉

Más artículos

Cómo reinventar tu Cultura Organizacional para recibir a la generación Z

Equipo Sintoniza

Ver más

Encuestas de Clima Organizacional: qué es y cómo implementarla

Equipo Sintoniza

Ver más