sintoniza
Colaboración Liderazgo 

Descubre cómo convertirte en el movilizador del cambio que quieres para tu organización

Por Day Keenan

Para aquellas organizaciones que vienen de entornos laborales convencionales y buscan volverse más adaptables e innovadoras, realizar un cambio en la cultura organizacional de sus empresas suele ser uno de los grandes desafíos.

Además, un cambio en la cultura organizacional no es algo que se puede conseguir a través de un mandato vertical.

Los líderes de las organizaciones pueden demandar el cumplimiento de las obligaciones, pero no el optimismo, la fidelidad o la creatividad de sus colaboradores.

Para conseguir esto, es necesario derribar los paradigmas de trabajo tradicionales. Y los líderes de las organizaciones deben convertirse en los principales movilizadores del cambio. 

Es por eso que en Sintoniza queremos compartirte algunas ideas para pasar de un líder convencional a convertirte en el movilizador de los cambios que requiere tu organización.

Cómo surgen los movimientos que son capaces de generar cambios en la cultura organizacional:

Es común pensar que los movimientos inician con una llamada a la acción de un buen líder. Pero en realidad, los líderes solo actúan como dirigentes del cambio. 

Plantear la necesidad de llevar adelante un cambio en la cultura organizacional, no es suficiente para conseguirlo y que los colaboradores se sientan involucrados con el cambio. 

Para ello, es necesario que quienes dirigen las organizaciones sean capaces de generar propósitos atractivos, que convoquen a las personas que comparten una visión o valores en común. 

Es en ese momento donde surgen los movimientos que transforman la cultura organizacional de las empresas y que los colaboradores se convierten en promotores del cambio. 

De hecho, esto es algo que podemos ver reflejado en grandes empresas como Starbucks, que además de ser reconocida por su cultura organizacional, han logrado convertirse en unos verdaderos movilizadores del cambio organizacional y social. 

El Movimiento organizacional y social de Starbucks:

Hoy en día, Starbucks es todo un referente para otras empresas del sector, por conseguir crear un entorno laboral que resulta familiar para su equipo. 

Incluso, los colaboradores se denominan entre ellos partners porque no existen las jerarquías tradicionales. Su organigrama de trabajo está diseñado de forma horizontal. 

Además, el movimiento de Starbucks va mucho más allá de las puertas de su organización. También se han involucrado con programas medioambientales como “Shared Planet” y tiene como compromiso ayudar a combatir el cambio climático.

Quienes dirigen Starbucks no solo han sabido liderar a la organización, también han sido capaces de generar un propósito atractivo para sus colaboradores.

Un propósito que conecta con los valores y la visión del tipo de talento que buscan atraer dentro de su empresa, para que se conviertan en voceros de su marca. 

Pero Starbucks no es la única empresa que ha sido capaz de convertirse en movilizadora de cambios. También tenemos a Google, que es otro de los grandes referentes en cuanto a cultura organizacional.

Liderazgo, cultura organizacional, impacto social

El Movimiento organizacional y social de Google:

Google es quizá la referencia número 1 en cuanto a cultura organizacional. A tal punto que todos nos hemos planteado, alguna vez, que sería increíble poder trabajar dentro de sus oficinas. 

Su movimiento social ha conseguido tener tanto impacto dentro del mundo empresarial, que durante 6 años consecutivos han encabezado la lista de mejores empresas para trabajar, según Fortune.

Pero ¿cómo Google consiguió generar un movimiento tan poderoso como para que tantas personas quieran trabajar allí y la mayoría de las empresas quieran replicar el mismo modelo? 

La respuesta está en que los dirigentes de Google también decidieron convertirse en unos pioneros del cambio. 

Entendieron las necesidades de sus colaboradores y conectaron con un propósito en común que se convirtió en un movimiento a nivel organizacional. 

¿Cuál era este propósito?

Que la organización tuviera un entorno laboral flexible e incluso divertido, porque esa era una de las mejores formas de promover la creatividad (necesaria para la innovación) y ganarse el compromiso de sus colaboradores. 

Ahora sus empleados tienen libertad para utilizar el 20% de su tiempo de trabajo en desarrollar ideas innovadoras. Mientras disfrutan de entornos divertidos, descontracturados y completamente fuera de lo común. 

Cuando las personas que dirigen las organizaciones son capaces de convertirse en movilizadores del cambio, partiendo de un propósito con el que sus colaboradores realmente se sienten identificados, es posible crear un impacto significativo dentro de la cultura organizacional de las empresas.

Y esto nunca será un aspecto poco relevante para tomar en cuenta, sin importar el tamaño de la organización. Porque todos podemos convertirnos en movilizadores de cambios.

Además, cuando los colaboradores se involucran con el propósito de la organización, son los mejores promotores de la misión y los valores de las empresas.

¿Cómo puedes convertirte en un movilizador de cambios dentro de tu organización?

Reorganiza las jerarquías de trabajo dentro de tu organización: 

Si buscas generar cambios en la cultura organizacional de tu empresa, es fundamental reorganizar las jerarquías de trabajo y explorar la instalación de un liderazgo distribuido.

Sin importar cuál sea el rol de tus colaboradores, todos deberían tener derecho a participar y que su punto de vista sea tomado en cuenta. 

Crea entornos seguros para el diálogo: 

Los movilizadores de cambios son capaces de generar entornos seguros para que sus colaboradores puedan dialogar, discutir estrategias y contrastar ideas. 

Y estos entornos, son precisamente esos espacios donde se puede romper con los esquemas de trabajo convencionales.

Si realmente buscas que tus colaboradores actúen diferente, debes crear entornos diferentes que sintonicen con el propósito de la organización. 

Haz que la estructura de tu organización sea el principal ejemplo del cambio que demandas para tus colaboradores: 

Los cambios organizacionales requieren de algo más que un mandato vertical, es necesario que las empresas comiencen a predicar con el ejemplo.

Los movilizadores de cambios son capaces de transformar sus sistemas de trabajo para promover entre sus colaboradores el propósito, la misión y los valores de la organización. 

Y para ello, pueden apoyarse en la innovación, en causas a fines con la empresa o movimientos sociales orientados a mejorar la cultura del trabajo.

Haz que tu propósito se escuche más allá de tu empresa:

Una vez que comiences a movilizar el cambio en tu organización, debes expandir tu propósito más allá de las fronteras de tu empresa. Y lograr que otras empresas de tu sector conozcan lo que estás haciendo. 

De este modo, podrás hacer que tu movimiento llegue a otras personas que sintonizan con tu propósito y comparten tu cultura del trabajo. 

Para conseguirlo, fortalece la marca empleadora de tu organización. 

Apóyate en las redes sociales, desarrolla campañas de branding, crea actividades que fomenten la participación de tus colaboradores e invítalos a compartir su experiencia dentro de la organización. 

Además, recuerda reconocer los logros de tus colaboradores, reforzándolos positivamente y dándoles el espacio para que puedan continuar creciendo junto a la empresa. 

Entonces, ¿estás list@ para pasar de ser un líder convencional a convertirte en el movilizador de los cambios de tu empresa? 

Si te pareció interesante este tema y quieres seguir aprendiendo más sobre cómo transformar la cultura organizacional de tu empresa, te invitamos a explorar los otros artículos de nuestro blog.

Más artículos

Por qué necesitamos más mujeres en roles de liderazgo 

Equipo Sintoniza

Ver más

¿Conoces la metodología SIMAPRO para incrementar la productividad?

Equipo Sintoniza

Ver más