fbpx
kyle-glenn-kvIAk3J_A1c-unsplash

LA COLABORACIÓN DIGITAL

Hoy, en tiempos de COVID-19, la incertidumbre inunda el planeta sembrando la duda respecto al futuro y las implicancias de este a nivel individual, nacional, global. Porque, además de las consecuencias en la salud pública y la economía, el coronavirus nos obliga a pensar en la necesidad de cambiar la manera en que como sociedad nos configuramos, nos relacionamos y cohabitamos en este mundo. Hoy nuestro desafío será, citando a Harari, dejar de sentirnos dioses para volver a entendernos como animales y así descubrir cómo co-evolucionar junto a otros seres vivos, como, por ejemplo, los virus.

 El filósofo Slavoj Zizek, menciona que se vuelve necesario “pensar en una sociedad alternativa, más allá del Estado nación, que se actualice a sí misma en la forma de la solidaridad y la cooperación global”. Sin embargo, resulta dicotómico que aquello que nos invita a coordinarnos y unirnos como naciones para encontrar una solución, se vive en el día a día a través de la prohibición de contacto físico y el auto aislamiento.

Es en este contexto que las posibilidades que el mundo digital nos ofrece ya no son solo fundamentales, sino que se vuelven en la única manera de estar en contacto con otros, de socializar, de contenernos, aspecto esencial de nuestra naturaleza. ¿Cómo? Dialogando y articulándonos, porque entendemos que abordar la pandemia de esquinas aisladas solo dificultará la administración de las consecuencias, por el contrario, generar espacios de diálogo, colaboración e intercambio interdisciplinario ofrece la oportunidad de mirar con diferentes prismas el problema, y, más valioso aún, unir esfuerzos y especialidades para capear los efectos. 

Ahora bien, en el entendido que las organizaciones son el reflejo de lo que ocurre en el contexto sociocultural más amplio, ¿cómo podemos abordar esta crisis de manera de sobrevivir y aprender de ella en el contexto organizacional?.

Una alternativa es la colaboración digital, propiciando instancias de contención y encuentro para organizarnos y complementar esfuerzos y especialidades como equipo, volviendo el foco hacia la tarea, sin evadir los desafíos que implica hoy trabajar en medio de la crisis. 

MODELO DE COLABORACIÓN DIGITAL

Les proponemos algunos pasos que podrían orientar a los equipos hacía la implementación de una metodología de colaboración digital. Un aspecto central es que, para lograr objetivos, la coordinación y diálogo permanente entre los diferentes miembros del equipo resulta relevante. Por lo mismo, el definir roles, planificar plazos razonables, instalar medios de comunicación claros y expeditos y el liderazgo compartido resultan aspectos fundamentales. 

  1. Definiciones iniciales: organizar el equipo, definir el propósito de la colaboración y generar un protocolo consensuado de funcionamiento. 
  2. Preparación para la colaboración: evaluar riesgos y oportunidades de colaborar, para lograr el propósito en el contexto digital, negociar expectativas. 
  3. Aprendiendo de la colaboración: Durante la implementación, ir generando sesiones de trabajo online sobre el desarrollo del proceso, abordando desde las capacidades requeridas, las dificultades, y fortalezas identificadas, hasta el estado de avance de la tarea principal del grupo de colaboración. Para esto último una plataforma de gestión de proyecto puede ser una herramienta útil y pertinente.  
  4. Evaluación de la colaboración: evaluar el grado de colaboración y el impacto en la tarea inicial. Identificar aprendizajes del procesos para volver a iterar los distintos pasos del método.

Aprender y generar como una práctica la colaboración entre e intra-equipos no es tarea fácil, requerirá la disposición y la apertura de las y los participantes para generar cambios en el modelo de trabajo ya establecido. 

Sin embargo, aun cuando signifique una inversión de tiempo en el inicio, la posibilidad de combinar las capacidades hacia propósitos comunes permitirá en un mediano plazo mayor productividad y mayor compromiso a nivel organizacional.

Citando a Noami Klein, “resulta esperanzador pensar en las formas que tienen las personas para colaborar en estos momentos, y eso conlleva una ironía, porque es cierto que nunca hemos estado tan distanciados físicamente, pero tal vez es debido a la distancia física que estamos tan decididos a llegar uno hacia el otro”.

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

© SINTONIZA CHILE 2020.
Todos los derechos reservados.

Contacto

Email: contacto@sintoniza.cl

Tel.: (+56) 23259-5012

Eliodoro Yañez 2972. Of. 605

Providencia

Santiago de Chile

Sintoniza con nosotros